Cómo saber que ya no estás en España

De esta manera:

Bicicleta sin ruedas ni sillín
Una bici sin ruedas ni sillín en mi barrio en Berlín.

¿Sorprendido/a? No hay por qué estarlo. Entenderás mejor el principio de este post si miras este otro que escribí en 2006, titulado “cómo saber que estás en España”, escrito justo tras volver de mi Erasmus en Finlandia.

¿Ya lo viste? Continúo.

Diez años después de mi Erasmus en Finlandia

Correcto, en Agosto se cumple el 10 aniversario del comienzo del Erasmus en Finlandia. Este, vuestro blog, ya tiene más de 10 años. Y diez años después (si esta frase te recuerda a la canción de Los Rodriguez “Diez años después”, aquí te la dejo para que escuches), con las nuevas experiencias, todo se va poniendo en perspectiva.

He seguido viviendo fuera durante casi todo el periodo comprendido en estos diez años, con lo que el romance con el extranjero ha pasado por diferentes etapas, que quiero organizar mejor y poner en un post. Pero el post de hoy dice lo siguiente:

Ya no creo que lo de fuera sea mejor. He visto lo de fuera y no estoy nada impresionado.

“La belleza está en el ojo del que mira” o “condicionados para ver lo de fuera mejor”

A mí me gusta el extranjero, o no viviría fuera.

Pero cuanto más vivo fuera, más me parece que España no está tan mal (o mejor dicho: España está bastante bien), y creo que los de fuera tienen más bien poco – o nada – que enseñarnos.

Edificio Finlandia

Ya lo he dicho en varios posts, por ejemplo en el de que España está a la cola de Europa en muertes por violencia de género, los 7 rankings importantes en los que ganamos a Finlandia o el poner en perspectiva por qué el país que tiene la mejor educación es de los que más matanzas tiene en escuelas.

Y por supuesto también he hablado de los españoles que acaban de salir de España con la narrativa en la cabeza de “España es lo peor” y se vuelven más papistas que el papa en su nuevo país. Lo llamé el síndrome de Helsinki. Esta narrativa nacida de los españoles que nunca han vivido fuera, curiosamente, pero que perjuran que España es lo peor. Todos menos ellos, claro. Ellos y ellas no. Es lo peor por culpa de los otros, que son tontos.

No hay discurso más trasversal en España que el que dice que España es una excepción. Y una excepción para mal.

Como digo, tras 10 años desde la primera vez que me fui, he llegado a la conclusión de que los de fuera no tienen nada que enseñarnos. Pero que los españoles que vienen con victimismo de que España es lo peor son objeto de que, cuando se encuentran con alguien extranjero soberbio (que haberlos haylos, aunque no son mayoría), le miren con desprecio.

La torre de Berlín

Indirectamente, y a extranjeros que no creen nada sobre España, porque no se han parado a pensar en España ya que no somos el centro del Universo (por ejemplo, yo nunca pienso en Francia, Portugal, Suiza, Austria, Croacia, Italia, etc.) ellos les intentan educar que sí, que España es lo peor. Y si convencen a alguien, como la misma persona que lo cuenta pertenece al grupo de Españoles, se están tirando piedras contra su propio tejado. Aunque esa persona jurará que no, que los malos son todos menos ellos.

Un ejemplo: el evento de Hispanic Startups

Hace unas semanas estuve en un evento de españoles en Berlín, que rodeaba al mundo de Startups. Españoles que trabajan en Startups, españoles autónomos en Alemania, Españoles que habían montado una empresa aquí, etc.

Las charlas estaban interesantes para los que no llevan mucho tiempo aquí ni lo han probado todo (yo he trabajado varios años en startups y también he sido autónomo aquí), pero el feed de twitter del evento mosqueaba mucho. Puedes leerlo en el enlace #hispanic15, pero te pongo yo los highlights.

Básicamente las personas que twitteaban ignoraban flagrantemente todo lo que no fueran “titulares sobre lo bueno que es Alemania” y generalizaban de forma grosera en cuanto era posible.

De “en mi empresa hemos subido hasta el 10% del sueldo en una revisión” (quién sabe si porque estuviera muy bajo al principio, lo cual no me extrañaría por varios casos que conozco), y que es una cita literal de lo que se dijo, a este twitt:

El cual es flagrante y groseramente falso.

Veamos este otro:

¿Me estás intentando decir que los procrastinadores están bien vistos en España? No recuerdo la cita que se dijo en el evento, pero yo en todas las startups que he estado he visto a gente trabajando más allá de sus horas. Hay incluso cierto incubador de Startups Berlinés que hace de la explotación su bandera (si te interesa saber cuál, escríbeme y te lo cuento). Así que cuando escuché lo opuesto en la charla, twiteé rápido:

Y en la contestación a mi twitt está una de las claves. En la charla estaban todos muy emocionados twiteando exageraciones y titulares retorcidos. Pero en cuanto pongo yo uno sacado de una cita (también sin contexto), ya llegan las justificaciones. Porque lo de fuera tiene justificación. Al revés, no.

Y siguiendo con el ejemplo…

Porque esta es otra de las claves. Si alguien acaba de salir de España hace poco, la narrativa de “España es lo peor” coloreará el paisaje para ajustarlo a lo que se piensa ya. El resto está sujeto a justificaciones. España malo. Fuera bueno. España es malo, lo sospecho. No me informo.

No pondré aquí todos los twits (si te interesa alguno en concreto escríbeme y te cuento por qué – hablando con rigor – es falso, como por ejemplo este). Este es el último que pongo, sacado de una cita de uno de los ponentes sobre cómo encuentra clientes como autónomo/empresa pequeña. El comentario dando perspectiva es mío:

Que viene a resumir este post. En España te quejas. Aquí te mola, es guay, y lo mejor. Y juzgando exactamente el mismo caso.

… y volviendo al principio del post

El ejemplo de las Startups y el de la bici es el mismo. Venimos condicionados a ver una cosa en un lado y a ver otra en otro. A condenar a los españoles, y a relativizar o justificar (más bien inventarse justificaciones al momento para seguir pensando lo que ya se pensaba, como he visto hacer muchas veces con los datos de la violencia de género en Europa) a los de fuera. Alguien podría decir (inventarse al momento, ad hoc) que la bici sin sillín ni ruedas de Alemania es porque estaba abandonada y alguien vino a reciclarla. Pero la de España no, la de España ha sido robada, vilipendiada.

Y en ningún caso se tiene ni idea. Es simplemente un reflejo de lo que se cree. No se ve el mundo como es, sino como somos nosotros. Si crees que los de fuera tienen mucho que enseñarnos… vive en el extranjero por un tiempo lo suficientemente largo.

Gamla Stan

Los trenes podrán llegar más puntuales (aunque no en Finlandia, de hecho), pero los de fuera no son mejores. Y antes de que me saque nadie el tema de “los políticos”, yo hablo de las personas.

Mi consejo es que no escuches mucho a los que dicen que España es lo peor. No leas a los que escriban que “esto en el el país X es genial, no como en España…”. Normalmente o no han vivido fuera el tiempo suficiente o son muy jóvenes y simplemente no tienen ni idea. Son todo prejuicios mamados, de segunda mano. Sin comprobar. “Lo sospecho”, no me informo.

¿Te has encontrado con casos parecidos de glorificación sin base de lo de fuera (o lo opuesto)? ¿Cuál es tu opinión sobre este tema?



Cuándo empiezan y acaban las estaciones en Finlandia

El pasado Juhannus (San Juan a la finlandesa: las hogueras sanjuaneras se juntan con fines de semana largos en cabañas finlandesas, bebiendo bebidas espirituosas, dándose saunas, y comiendo salchichas) marcó – como cada año – el fin de semana anterior al inicio oficial de la primavera el 21 de Junio. ¿Pero es esto realmente verano en Finlandia? No si atendemos a la meteorología: llovió e hizo frío, como en muchas partes del centro y norte de Europa.

La cuestión, por tanto, está clara: ¿cuándo empiezan y acaban las estanciones en Finlandia? Este post está relacionado con el del clima de Finlandia y las temperaturas de Finlandia.

Un repaso rápido por las estaciones finlandesas, y cuándo empiezan y acaban

El verano finlandés

Verano en Finlandia

Pongo primero esta estación por ser en la que sale este post. El verano en Finlandia tiene de especial la cantidad de festivales de música que hay por el país, el sol de medianoche (o la noche blanca), las temperaturas más altas del año, las playas finlandesas en los lagos o el mar, el poder pasar el tiempo al aire libre, los locos eventos y competiciones del verano como la carrera de cargar con la esposa de la semana que viene…

… y tiene como contrapartida los mosquitos finlandeses, las garrapatas, el alcohol al volante, el tiempo excesivamente lluvioso y frío para un “verano-verano” y la corta duración del mismo. Todo no se puede tener.

¿Y qué se considera verano en Finlandia? Que la temperatura media de cada día esté por encima de los 10 grados.

Con ese baremo, el verano dura en Finlandia del sur entre mitad de mayo y mitad de Septiembre. En Laponia el verano empieza un mes más tarde y acaba un mes antes. El resto del país está entre medias.

Si hablamos de las temperaturas más altas medidas en Finlandia, nuestro querido Joensuu se lleva la palma con 37°. Allí llaman “ola de calor” a que haya más de 25 grados, lo que suele ocurrir de 10 a 15 días en el sur y de 5 a 10 en el norte.

El otoño en Finlandia

Otoño en Finlandia
Los colores. Ah, los colores.

El otoño tiene una palabra que lo representa en Finlandia: la ruska. Los diferentes arbustos y árboles finlandeses cambian de tonalidad cada uno a su ritmo y hacia muchas tonalidades de amarillo, marrón y rojo. ¿La parte mala? La lluvia de otoño en Finlandia sólo se va cuando es remplazada por la nieve. Finlandia es un país nuboso, pero cuando se despeja el otoño es el momento perfecto para ver auroras boreales, ya que vuelven a haber más horas de noche.

¿Y qué es otoño en Finlandia? Es el momento en el que la temperatura media baja de los 10°, y da sus últimos coletazos cuando la temperatura media baja de 5 grados, algo que pasar en la última semana de Septiembre en Laponia y hasta la última de Octubre o primera de Noviembre en el la costa suroeste de Finlandia.

Invierno: manto de nieve sobre Finlandia

En Big in Finland los posts sobre el invierno y la nieve en Finlandia son los más celebrados.

No es casualidad: yo mismo elegí Finlandia porque era, dentro de Europa, lo más opuesto en cuanto a clima de España y donde además podía estudiar en inglés, y creo que los lectores del blog piensan igual.

Invierno en Finlandia
Desolado. Hermoso.

Lo más característico de la nieve en Finlandia es la oscuridad perpetua del Kaamos – la noche polar – y la nieve, con sus 40 palabras diferentes. Luego, por supuesto, se puede esquiar, hacer hockey sobre hielo, meterse en un hoyo en el hielo tras la sauna, derrapar con el coche sobre hielo… y no nos olvidemos de la navidad en Finlandia.

La estación del invierno en Finlandia es la que más dura, y se considera invierno cuando la temperatura media está por debajo de cero grados centígrados. Se puede ver claramente en el mapa de cuánto dura la nieve en Finlandia. Desde mediados de Octubre en Laponia, y durante Noviembre en el resto de Finlandia, esta estación se va asentando. En el suroeste – el archipiélago Aaland, por ejemplo – el invierno durará más o menos 100 días. En Laponia: sobre los 200 días.

Las temperaturas más bajas del invierno son de entre -45°C y -50°C en Laponia, -35°C a -45°C en el resto del país, y de -25°C a -35°C en las islas y la costa suroeste. La temperatura más baja jamás registrada fue de -51,5 grados. Imagínatelo. O míralo en las fotos de Finlandia en invierno.

La primavera

Primavera es la estación que todos los que viven en Finlandia en general, y los extranjeros en particular, esperan con más ansia. Se acabó la oscuridad, el frío es más moderado y poco a poco el manto de nieve se va. Pero aún hace frío. Y llueve bastante.

Primavera en Finlandia

Tal y como sucede con el otoño en Finlandia, la estación de la primavera empieza en el momento en que la temperatura media de los días está entre 0 y 10 grados centígrados.

El momento en el que suele ocurrir es a principios de Abril en las islas Åland, a mediados de Abril en el resto del país y a principios de Mayo en Laponia. Por tanto, la primavera empieza un mes antes en el sur que en el norte.

La duración esta estación en el país es de entre 45 y 65 días. Aquí te hemos dejado unas cuantas fotos de la primavera en Finlandia

Para terminar

Como recomendación final, échale un vistazo a los post sobre qué ropa llevar a Finlandia en las diferentes estaciones. Así acertarás seguro.

Este post ha contado con la ayuda inestimable de la web del instituto meteorológico de Finlandia, un gran recurso online.

¿Cuál es tu estación favorita para estar en Finlandia? ¿Te ha sorprendido la duración de algunas estaciones en Finlandia o ya te lo imaginabas?



Aeropuerto de Helsinki – Vantaa: la entrada a Finlandia

Si visitas Finlandia hay un sitio por el que más que probablemente pases. Su puerta de entrada más grande: el aeropuerto de Helsinki – Vantaa.

Terminal de salidas del aeropuerto de Helsinki
El “Lounge” de la terminal.

Cómo es el aeropuerto de Helsinki – salidas y llegadas

Vayamos primero al grano. Más que historia o características, si estás buscando información sobre el aeropuerto de Helsinki – Vantaa te va a interesar dónde son las llegadas y las salidas (y las opciones de transporte del aeropuerto al centro de Helsinki, de las que hablamos más abajo).

Empecemos por la planta baja y la primera planta del aeropuerto: es el lugar donde están las llegadas. Al llegar, sales directamente a la calle y no tendrás mucho más que hacer que buscar el mejor modo de transporte a la ciudad. Este es el plano del aeropuerto de Helsinki, por si quieres guardarlo como un archivo en tu móvil y llevarlo a mano.

Salidas del aeropuerto
En la leyenda puedes ver dónde está cada cosa.

En la planta 2 están las salidas, así que ya sabes que cuando entres al aeropuerto tienes que subir escaleras para llegar al control y encaminarte a la terminal que te corresponda: a la terminal 1 o la terminal 2. Mira tu billete para asegurarte, pero no deberías tener problemas para encontrarlas. Este es el plano de ambas terminales en su segunda planta.

Terminal 1 y 2 del aeropuerto de Helsinki
Las salidas y las terminales.

Del aeropuerto de Helsinki al centro

Tal y como comentamos en el post sobre los autobuses en Finlandia, si hay un autobús que coges seguro es el que te lleva del aeropuerto al centro de la ciudad y viceversa en 40 minutos.

Es el autobús número 615, que deja enfrente de la estación de tren de Helsinki al ir al centro. Su precio es de 5€, como cualquier bus regional (a día que escribo esto. Mira este enlace para ver si ha cambiado y ver rutas desde el aeropuerto de Helsinki a otras zonas de la ciudad, como la estación de tren de Tikkurila).

Este autobús, si nada ha cambiado, tiene Wifi gratuita.

Cómo es y qué hacer en el aeropuerto

El aeropuerto de Helsinki – Vantaa vuela a 130 destinos y tiene unos 350 vuelos al día. Sólo se paró una vez en un día de mucha nieve en invierno: saben manejar la nieve (como el resto de Helsinki).

Un ala de un avión
Volando hacia Finlandia.

El aeropuerto está nombrado como uno de los mejores del mundo en diferentes categorías, y tal y como dijimos en el blog dormir allí es posible y cómodo.

También hay WiFi gratis en el aeropuerto con el nombre ”Free WI-FI – Helsinki Airport”, donde no hace falta registrarse para usar la velocidad de 100 megas por segundo. También hay estaciones de trabajo y lugares donde cargar el móvil en varios puntos: el entretenimiento está asegurado. Tienes toda la info aquí.

Si en vez de mirar a una pantalla prefieres ver arte, hay una galería en la terminal y también junto a la Puerta 31 (Gate 31) hay un intercambiador libros gratis, que puedes llevarte y/o dejar allí para el siguiente que pase por el aeropuerto si sabes que no lo vas a leer. Por supuesto, también hay tiendas de souvenirs (cómo no traerse algo Marimekko o Fazer de Finlandia). Hay también una zona infantil para que familias con niños pasen el tiempo entretenidos.

El año pasado pasaron por sus instalaciones 15 millones de personas (comparación rápida: el año pasado Madrid movió 41 millones y el récord de Madrid son 52 millones: la razón por la cual es tres veces más grande). Helsinki se quiere posicionar como un “hub” entre Asia y Europa con Finnair y de ahí el aumento de pasajeros de los últimos años.

Mi experiencia en Helsinki – Vantaa

Lo que más me gusta del aeropuerto es la zona de espera. Tienen unos grandes ventanales y da una buena sensación de espacio.

Terminal de llegadas en el aeropuerto Helsinki-Vantaa
Luz y espacio.

Por lo demás, no recuerdo nada destacable… ni negativo. Yo no soy muy de aeropuertos (por eso quiero pasar la cola lo más pronto posible), ya que creo que no son más que salas de espera gigantes. Curioso, pues, que lo que más interesante me pareciera es la zona de espera. Quizá al ser pequeña, pero bien diseñada, fue por eso por lo que me ganó.

Lo que sí vi por primera vez en el aeropuerto de Helsinki y que nunca había visto ni caído en ello es que los aviones se les congelan en la pista, y tienen que descongelar las alas del avión antes del vuelo (en este vídeo grabé como lo hacen).

¿Qué te parece el aeropuerto de Helsinki – Vantaa? ¿Es para ti, como ellos mismos dicen, uno de los mejores del mundo?



El festival de cine del sol de medianoche

Este fin de semana, el del 10 al 14 de junio de 2015 (nota: si llegas al post el año 2016 o sucesivos, este es el link para comprobar las fechas del año en cuestión) se da uno de los festivales de cine más únicos del mundo: el festival del sol de medianoche, que justamente cumple este año su edición número 30.

Finlandia y el sol de medianoche

Sodankylä es el el lugar de Finlandia donde se lleva a cabo cada año este festival.

Sodankylä está en Laponia, la parte más al Norte de Finlandia y más allá del círculo polar ártico, lo que quiere decir que es un lugar donde se puede ver el sol de media noche en verano.

El sol de medianoche
Viendo el sol de medianoche en los países nórdicos.

Este fenómeno natural se da en las regiones más polares del planeta: el sol no se oculta durante todo el día al menos durante 24 horas seguidas durante el verano. Una gozada para los que van de viaje, aunque los que viven allí deben apañarse usando máscaras /antifaz para dormir (y ambos sufrirán los mosquitos finlandeses).

Y es en este lugar tan especial, durante los días de luz total del año, donde se da este festival de cine.

(Nota: Sodankylä es el lugar donde se encuentra el centro nacional de observación del Auroras Boreales de Finlandia, así que cuando en vez de sol de medianoche tenga la noche perpetua es otra buena razón para visitar la ciudad).

El festival de cine del sol de medianoche

Este festival lo iniciaron en 1986 los hermanos cineastas Kaurismäki, de los cuales hemos hablado por ejemplo cuando hablamos sobre su famoso bar en Helsinki y cuando hemos hablado sobre cine finlandés, junto con Peter von Bagh.

El festival de cine del sol de medianoche
Unas personas atendiendo al festival. Fuente (CC: by)

La mayor peculiaridad de este festival de cine es que aprovecha el sol de medianoche de Sodankylä y el programa dura las 24 horas del día durante casi 100 horas (4 días de festival).

El programa no es competitivo. No se trata de sacar un ganador del festival, sino que son los cineastas invitados los que dirigen todo lo que pasa, siendo una mezcla de expertos en películas y directores los cuales muestran sus películas y también dan master class sobre ellas. Por ejemplo, algunos de los directores invitados al festival han sido Jonathan Demme, Jim Jarmusch, Paul Schrader, Wim Wenders, Luis García Berlanga, Francis Ford Coppola, Milos Forman…

Presentando una película
Presentando una película en el festival. Fuente (CC: by).

Las películas que se muestran son en su mayoría las de los invitados principales, además de unas cuantas películas internacionales, nuevas películas finlandesas y algunos clásicos de cine (incluso cine mudo, con música en directo) que luego son comentados por los expertos. En total unas 80 películas y un total de 100 proyecciones.

Hay cuatro grandes sedes donde se muestran las películas del festival y/o hay eventos asociados, como por ejemplo el pequeño cine de Sodankylä, una carpa montada para el festival, incluso un colegio… todo durante las 24 horas, con lo que siempre hay luz fuera pero se está oscuro dentro de los lugares.

Carpa del festival
La carpa del festival. Fuente (CC: by).

Pantalla de cine en la carpa del festival
Viendo películas dentro de la carpa. Fuente (CC: by).

En los últimos años, los espectadores que se acercan a Sodankylä para participar en el festival de cine del sol de medianoche han sido entre 15.000 y 26.000 (como en 2011). No está nada mal para una pequeña localidad lapona.

¿Qué te parece el concepto y el festival? ¿Te animarías a ir un año?



Calzado de andar por casa en Finlandia: Reino

Ya sabemos que los finlandeses se quitan el calzado al entrar en las casas. Eso ayuda a que la nieve que se cuela por los recovecos de las zapatillas o zapatos no se derrita dentro de las casas y así no se quede todo encharcado y sucio. También lo han convertido en hábito, así que aunque no haya nieve, se sienten más cómodos sin llevar calzado de calle cuando están en algún lugar. Pero eso no quiere decir que vayan a pie descubierto o con calcetines (por cierto, para el frío son mejores los calcetines térmicos o los de lana?)solamente: también usan zapatillas de andar por casa o pantuflas.

Quitarse los zapatos al entrar en las casas
Los zapatos se quedan a la entrada de la casa.

Los suelos fríos y las zapatillas de andar por casa

Quitarse los zapatos es la costumbre finlandesa. Pero cualquiera que se haya quitado los zapatos en una época que no sea el verano en Finlandia sabe que se le pueden quedar a uno rápidamente los pies fríos.

Para evitar eso hay muchas cosas que se pueden hacer: tener la casa llena de alfombras o con moqueta, o ponerse unos calcetines gruesos de lana sobre los calcetines que se lleven y así tener los pies más calientes. También uno puede ponerse otro par de zapatos dejando (eso es lo que hacía yo en Finlandia: como en España no hay tradición de quitarse los zapatos, simplemente me volvía a poner otros diferentes mientras la nieve se derretía de los que llevaba). O se pueden poner uno unas pantuflas (algo que por cierto no añadí a la lista de ropa recomendada para llevar a Finlandia).

También está la versión “business“, que es el ponerse unas sandalias de cuero con calcetines. Algo que pude ver muchas veces en Finlandia por ejemplo cuando iba a la universidad y veía a algunos profesores: se quitaban los zapatos de calle y se ponían las sandalias con los calcetines. Un “no-go” en España que es aceptado como formal en el Norte.

Sandalias con calcetines blancos
Sandalias con calcetines blancos. Que Dios nos coja confesados. Fuente (CC: by-sa)

En cualquier caso, “ande yo caliente y ríase la gente”. Estar frío en invierno es lo peor que le puede pasar a uno. Y un invierno de -32 grados fuera no es algo a tomar a la ligera.

La alternativa hipster finlandesa para el calzado de andar por casa

Reino es la marca que a día de hoy está en lo alto de este interesante mercado de zapatos para andar por casa. Es la elección de los modernos de Finlandia (si quieres saber más, Kallio es el barrio hipster de la capital de Finlandia).

Producidas desde 1932 en Tampere, y manteniendo su estilo original desde entonces, la marca de zapatillas de andar por casa Reino ha resistido a guerras, depresiones, crisis y globalización hasta llegar al día de hoy.

Llegaron a llevar su producción a países del tercer mundo para abaratar costes pero un día su dirección decidió vender la empresa por las bajas ventas y se la vendió a los trabajadores, que restauraron las máquinas y reanudaron la producción en Finlandia.

Ahora, esta marca ha resurgido como icono hipster para los pies finlandeses de andar por casa. Me imagino que su look a abuelete, sentado en el sofá con bata, pipa humeante y periódico, ha tenido mucho que ver en su éxito. Las podrás encontrar en muchas tiendas de Helsinki sobre todo y de Finlandia en general. Tienen esta pinta.

Pantulfas marca Reino, de Finlandia
Estar en casa no quiere decir no ir elegante. Ya no. Fuente (CC: by)

Esta es su tienda online, por si quieres unirte a llevar unas zapatillas de andar por casa que parecen decir “casero, pero elegante”. Llevadas de forma totalmente irónica.

Su popularidad en el país es tan palpable que hasta la marca de cervezas finlandesas Olvi sacó una edición de sus cervezas en la que pusieron a sus latas el patrón de cuadros clásico de las zapatillas Reino y la llamaron “Olvi Reino”. Puedes verlo en este enlace. Clásico y duradero.

¿Qué te pones tú para andar por casa? ¿Conocías la marca Reino?



Página 1 de 29012345...102030...Última »

Únete a más de 10.000 personas en
la mayor comunidad de entusiastas
de Finlandia


Hazte fan en Facebook.